Cobeaga, valor seguro en el mundo del cortometraje

Hace unas semanas hablábamos de Nacho Vigalondo y de su experiencia en Hollywood con su corto 7:35 de la mañana. El cántabro consiguió, en 1994, una candidatura a los Óscars, algo poco frecuente para realizadores españoles y aún menos para los cortometrajistas.

Tan sólo tres años más después, otro director, con más de un punto en común con Vigalondo, repetiría sensaciones en esta cita. En este caso el elegido fue Borja Cobeaga y, el corto seleccionado para luchar por la estatuilla, Éramos pocos.

El de Cobeaga es el caso de alguien que ha hecho del cine –también de la televisión, con proyectos como Vaya semanita, el programa de la ETB que pilotó durante una temporada– su vida desde bien temprano.

Con apenas nueve años ya realizaba cortos y su pasión por el séptimo arte no ha mermado en ningún momento. En 2001 logró uno de sus primeros éxitos cuando su cortometraje La primera vez, en el que una anciana interpretada por Mariví Bilbao desea descubrir los placeres del sexo, consiguió una nominación a los Premios Goya. La misma actriz, además de Ramón Barea y Alejandro Tejería, son los protagonistas de ese Éramos pocos con el que Cobeaga viajó hasta Hollywood. Una cinta en la que el realizador exhibe el humor entre contenido y extremo que caracteriza su filmografía y que desarrolla plenamente en el primer largometraje que dirigió: Pagafantas. El realizador servía aquí una atípica comedia romántica en la que Gorka Otxoa y Sabrina Garciarena encarnaban a los personajes principales: el tímido soñador enamorado perdidamente de la chica, y ese objeto inalcanzable que no ve en el otro más que a un amigo al que regalar algún abrazo.

El éxito del largometraje, escrito por el propio Cobeaga y Diego San José, lanzó a su realizador a una posición que ha sabido aprovechar rodando otra película que, si bien no alcanzó en la taquilla el resultado de su debut, sí obtuvo un apoyo casi unánime tanto por parte de la crítica como de los espectadores que la vieron. No controles es, de nuevo, una comedia en clave romántica, de nuevo con un protagonista que trata de (volver a) conquistar al objeto de su deseo, y de nuevo con una galería de personajes secundarios que se erigen como los indiscutibles vencedores de un guion que su artífice definía como una “Jungla de cristal del amor”.

-Ven y estrénate en Seminci es una herramienta que trata de convertirse en el trampolín desde el que otros cortometrajistas puedan alcanzar las metas que ha logrado el cineasta vasco. El realizador fue, precisamente, uno de los tres miembros del jurado que se encargaron de juzgar los trabajos de la primera edición de este maratón cinematográfico y que terminó ganando Alberto Valhondo por Benita. Una presencia, la de Cobeaga en Valladolid para apadrinar esta iniciativa, que revela su pasión por el formato corto y su apoyo incondicional a los jóvenes realizadores.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.