Las primeras tesis del niño prodigio del cine español

No había terminado sus estudios de Imagen cuando irrumpió con una fuerza sorprendente en el escenario cinematográfico de nuestro país. Era 1995 y con Tesis, el primer largometraje de un veinteañero desconocido, arrancaba oficialmente la carrera de un que, 17 años después, es sin ninguna duda uno de los pocos directores españoles que convierten cada una de sus películas en un acontecimiento, en un título obligatorio para cualquier aficionado al cine.

Ese primer largometraje arrasó en los de aquel año y, con un presupuesto exiguo para lo habitual en el cine español de aquel momento, consiguió una respuesta por parte del público sorprendente. Lo hizo, además, huyendo de los tópicos, esos que situaban (casi) siempre al cine español en el terreno del humor más o menos grueso o en el costumbrismo más o menos cercano a nuestros días. Tesis era un thriller que giraba en torno a un asunto tan desasosegante como poco visto en la gran pantalla: las snuff movies.

El éxito inesperado no hizo mella en un realizador que sorprendía por su aplomo y por su fluidez a la hora de narrar una historia a través de imágenes. Dos años más tarde, con Abre los ojos, un proyecto mucho más ambicioso protagonizado por Penélope Cruz y Eduardo Noriega, volvía a probar el sabor del triunfo. A los aplausos de la crítica y del público por una cinta con ecos de Hitchcock en la que mezclaba ciencia ficción con una intrincada trama psicológica que convenció al mismo Tom Cruise. El actor compró los derechos para un remake algo descafeinado, también con Cruz en el reparto, y que se encargó de dirigir Cameron Crowe.

El prestigio de Amenábar no hacía sino crecer y para su siguiente proyecto contó con una estrella internacional que en ese momento se encontraba en uno de los momentos más altos de su carrera, Nicole Kidman. Rodada en inglés, aunque de producción española, Los otros supuso otro acierto con el público y elevó al realizador de origen chileno definitivamente a lo más alto. Otra vez un trabajo de género, otra vez una atmósfera opresiva y otra vez el cineasta que consigue convencer a casi todo el mundo.

Si en sus tres primeros trabajos Amenábar se había movido en los espacios difusos que cruza el thriller, la intriga o la ciencia ficción, para su cuarto largometraje apostó por una sorprendente pirueta que parecía muy alejada de su cine. La historia de Ramón Sampedro, el hombre que luchó durante años para tener acceso a una muerte digna desde la cama en la que le dejó postrado un terrible accidente, fue la historia que eligió en esa ocasión. ¿Resultado? Óscar a la mejor película de habla no inglesa, 14 premios Goya (récord en la historia de estos galardones) y una muesca más en el haber del director, guionista y compositor. Hasta el momento, Ágora (2009), para la que contó con un presupuesto de 50 millones de euros y un reparto en el que sobresalía Rachel Weisz, es su último trabajo.

Pero antes de llegar a este punto soñado por cualquier realizador cinematográfico, Amenábar también dio unos primeros pasos de los que salió airoso y por los que consiguió premios en festivales como Elche o Carabanchel. Himenóptero, junto con Luna, que dirigió inmediatamente antes de su salto al largo, es quizás el más conocido de estos trabajos en los que el cineasta ya apuntaba hacia dónde quería dirigir su planteamiento artístico. Con más de un punto en común con Tesis, Himenóptero toma al cine como referencia y sitúa al espectador en el centro de una pesadilla que va tomando forma poco a poco mientras un grupo de jóvenes rueda una película. Pese a ser todavía un germen (bien tratado, eso sí) de lo que más tarde se convertiría su cine, resulta al menos curioso acercarse a estas primeras obras de un jovencísimo realizador que, muy poco después, se encargaría de escribir algunas páginas muy brillantes de la industria nacional.


Himenoptero d’Alejandro Amenabar por darvey

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.