Los cortos, invitados de peso en los Goya

Los grandes titulares dedicados a los de 2012 están dedicados, claro, a los títulos triunfadores en las grandes categorías. En especial a la nueva muestra de que Enrique Urbizu sabe como pocos en España acercarse al thriller y al género policíaco y que lleva el título de No habrá paz para los malvados. Un total de seis premios, entre ellos el de mejor película, mejor director o mejor actor protagonista (José Coronado) bien merecen esos titulares. También los merece, evidentemente, un Pedro Almodóvar de regreso a la Academia con un largometraje extremo en su planteamiento y casi irreal en su desarrollo pero que es capaz de conducir a buen puerto gracias a las interpretaciones de Elena Anaya (reconocida como mejor actriz), Antonio Banderas o Jan Cornet (mejor actor revelación). En La piel que habito brilla, además, la partitura de Alberto Iglesias, que sumó otra estatuilla (la décima) a una carrera salpicada de éxitos.

Pero, al margen de estos puntos que son los más comentados tras la gala, la ceremonia dejó una larga lista de vencedores entre los que destacamos a los ganadores de las diferentes categorías dedicadas al cortometraje.

Fernando Trullols es el director de El barco pirata, trabajo en el que reúne a Alberto San Juan, Antonio de la Torre o Raúl Arévalo, y con el que ha logrado el Goya al mejor cortometraje de ficción. Una historia con fondo navideño en el que un juguete mítico de nuestra infancia juega un papel estelar y que se impuso a El premio, Matar a un niño y Meine Liebe.

El barco pirata from Arturo Méndiz on Vimeo.

En el apartado dedicado a la animación, el ganador fue Pedro Rivero por un cortometraje que nació de las páginas de un cómic y que protagoniza una extraña criatura que vive en una isla arrasada por un terrible accidente. Birdboy es una muestra de la pujanza, cada vez mayor, del cine de animación español que, desde zonas muy concretas como Galicia, lanza propuestas que son admiradas y premiadas no sólo en nuestro país, sino en el resto del mundo.
El tercer cortometraje en salir de la gala de los Goya con una estatua del pintor aragonés debajo del brazo fue Regreso a Viridiana. El corto de Pedro González Bermúdez está protagonizado por la profesora francesa Monique Roumette, que hace medio siglo participó, como una estudiante en prácticas, en el rodaje de la obra maestra de Luis Buñuel. Roumette saca a la luz los recuerdos de una experiencia que ha guardado como un tesoro y devuelve al presente la obra de un realizador inimitable e insustituible para el cine español y mundial.

Y un último ganador, ya no en la categoría de , aunque proviene también de este mundo, y que en esta ocasión ha sido elegido como mejor director novel por Eva, otra de las sensaciones de este pasado año. Kike Maíllo, responsable de Las cabras de Freud o Los perros de Pavlov, cumplía con los pronósticos al conseguir un galardón que reconoce su oficio a la hora de construir una película de género que todavía hoy resulta extraña en un cine como el español.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.