Rodrigo Cortés: del súper 8 a Robert De Niro

Dirigir en su nuevo (el tercero) largometraje a , Sigourney Weaver o Cillian Murphy es de momento la última parada en la carrera de Rodrigo Cortés. Una carrera que, en el caso de este realizador orensano/salmantino, se agiganta en cada una de sus etapas. Con el thriller sobrenatural Luces rojas Cortés ha accedido a una nueva división cinematográfica, la que le lleva a rodar con leyendas del cine, actores que han trascendido esta palabra para ser considerados ya mitos.

En realidad, que el cineasta aborde ya producciones de esta entidad no debería sorprender viendo cuáles son sus trabajos anteriores y la proyección que apuntaba en ellos. En 2007 rodó su primer largometraje, Concursante, una fábula en la que ponía en entredicho la sociedad de consumo que protagonizó un inspirado Leonardo Sbaraglia. La película, rodada con el nervio de la que ya había hacho gala en sus cortometrajes anteriores, mereció premios como el de la crítica en el Festival de Málaga con una historia en la que su protagonista veía su vida arruinada después de ganar un millonario premio en un concurso televisivo.

Para su segundo largometraje, decidió encerrarse en una caja de madera con la única compañía del actor Ryan Reynolds. El intérprete se metía en la piel de un contratista que lucha a contrarreloj por escapar del ataúd en el que le han canfinado sus secuestradores en mitad del desierto. La apuesta radical de Buried (Enterrado), con un único actor, un único (y muy opresivo) escenario y narrada prácticamente en tiempo real le salió perfecta a Cortés. Además de galardones como el Meliés de Oro en Sitges o el de la crítica en Deauville (dos de las citas de mayor prestigio para el cine fantástico y de terror), sumó un buen número de candidaturas para los y logró tres estatuillas, entre ellas la de mejor guion original para el propio director.

El éxito de la cinta le ha proporcionado una fama –seguramente no buscada- pero, sobre todo, un estatus en la profesión y la posibilidad de abordar trabajos mucho más ambiciosos como la recién estrenada Luces rojas.

Esta, de momento, última parada en su filmografía, es la culminación de una carrera que Cortés inició a los 16 años, con un corto rodado en súper 8 y que tituló El descomedido y espantoso caso del victimario de Salamanca. Yul, de 1998, es su primer trabajo de entidad y con el que se aficiona a coleccionar galardones en toda clase de festivales. La historia de un ser inadaptado a quien su madre ha forjado una personalidad sorprendente es el preludio de lo que se convertiría poco después en el cortometraje más conocido de Cortés: 15 días. Un falso documental en el que repasa la vida de un personaje de leyenda, Cástor Vicente Zamacois, un tipo que sobrevive sacando todo el partido posible de las teletiendas y que no tiene límites a la hora de conseguir cualquier cosa sin desembolsar un céntimo de su dinero. Cortés rueda aquí un cortometraje exuberante, plagado de recursos, con un montaje frenético y, ante todo, original. Más de medio centenar de premios nacionales e internacionales así lo atestiguan.

Mientras preparaba su primer largometraje dirigió otras pequeñas piezas de cine en las que volvía a dejar entrever su firme pulso cinematográfico y su habilidad para crear emociones a partir no sólo de la historia que narra, sino de un montaje igual de nervioso que preciso. Incluso anunciar una aspiradora se convierte en un imperdible ejercicio de estilo en manos del realizador, por no hablar de la trepidante competición en la que se ven inmersos dos respetables viandantes mientras se dirigen a sus puestos de trabajo. Puro Rodrigo Cortés.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.