Álex Hernández: “En Leo & Nora hice la mayor labor de introspección que he hecho nunca porque Leo soy yo”

Álex Hernández es un ejemplo más de que para hacer buen cine no es necesario contar con grandes inversiones económicas. Este joven director es un reflejo claro de superación, que se ha servido solo de su ingenio, trabajo y esfuerzo para conseguir que sus ideas cobren vida a través de una técnica laboriosa, el stop motion. Sus cortometrajes, elaborados de forma completamente casera, hacen muestra de sus grandes dotes como director, pero también como fotógrafo, guionista, animador y todas las tareas que implican la elaboración de una pieza cinematográfica. Porque este joven realizador las asume todas, aunque reconoce que ante proyectos más complejos la ayuda de sus amigos y familiares le es cada vez más necesaria.

Su último trabajo, Leo & Nora, ha sido el segundo cortometraje más votado por el público en la pasada edición de – Ven y Estrénate en Seminci y supone, tal y como nos cuenta en esta entrevista,  la mayor labor de introspección que ha hecho nunca. En estos momentos Álex Hernández ya está trabajando en su quinto corto de animación, que asegura será más complejo por la introducción de diálogos en la historia. Para afrontar este reto se servirá de la técnica que ha empleado en su videoclip “Perro Lámpara” de Las Tocayas

- Enhorabuena por tu segundo puesto en el Premio del Público. Tu trabajo ha tenido una excelente acogida entre los espectadores. ¿Satisfecho?

Contento porque la gente se volcó y me apoyó muchísimo, y se dispararon las votaciones y las visitas. Eso es sobre todo lo que más me hace sentir que mi trabajo merece la pena: que a la gente le haya gustado tanto que lo haya compartido con otros a los que también les podría gustar.

- Tienes predilección por la técnica de . En la entrevista que te hicimos en la edición pasada nos comentabas que para hacer cine lo imprescindible es, sobre todo, ver cine. Si tuvieras que recomendar un cortometraje de este estilo, al margen de los tuyos, ¿cuál recomendarías?

Recomendaría el fabuloso Harvie Krumpet, de Adam Elliot,  o el inquietante The Sandman, de Paul Berry. Otro gran animador, aunque no me gusta especialmente por su extravagancia, es Jan Svankmajer, que por ejemplo tiene un cortometraje protagonizado por dos jugosos bistecs (Meat Love).

- ¿Qué película dirías que ha cambiado tu vida?

Es imposible decir una, pero sí varias películas y directores que han ido definiendo mis gustos cinematográficos y mi metodología de hacer cine. Desde “El resplandor” de Stanley Kubrick, pasando por El golpe, de George Roy Hill, La noche del cazador, de Charles Laughton, las maravillas de Pixar y la filmografía de Henry Selick, Tarantino o Hitchcock.

- Una frase cinematográfica que nunca olvidarás.

El inspirador discurso final de Al Pacino en Esencia de mujer del que destaco esta frase: “No hay nada como la visión de un espíritu amputado, no hay prótesis para eso”.

¿Tienes algún momento concreto en el que suele explotar tu creatividad o te surge en cualquier situación?

Las ideas creativas suelen surgirme en el momento más inesperado, y la mayoría de las veces ni siquiera sé explicar el porqué. Para alimentar esa creatividad intento pensar diferente y hago un constante trabajo de introspección.

- Eres un ‘todoterreno’: guionista, animador, fotógrafo, director…, y lo más importante de todo, lo compaginas de una forma perfecta. ¿Prefieres trabajar en solitario? 

Lo prefiero porque pienso que funciono mejor así. Creo que esto se debe a que empecé trabajando solo, a que la técnica de stop motion casera que hago yo me impide trabajar con más animadores por cuestión de espacio, y sobre todo a mi carácter introvertido en la vida real. Sin embargo, a medida que avanzo a proyectos más complejos, la ayuda de amigos y familiares con la que he contado hasta ahora es cada vez más necesaria.

- Una pregunta para que vuele tu imaginación… Si ahora mismo te ofrecieran la oportunidad de trabajar con un director de cine, ¿cuál sería?

Con Tarantino, con Hitchcock (en el pasado) o con cualquier estudio dedicado a producciones de stop motion como Aardman Animations (Wallace & Gromit) y Laika (Los mundos de Coraline). Y Pixar también, ¡cómo no!

- Emplear la técnica de stop motion no es fácil y requiere de mucho tiempo, paciencia y esfuerzo.  ¿Qué problema dirías que es el más común o el más difícil de afrontar a la hora de trabajar en un proyecto de animación como ?

Debido a mis precarios medios, tengo que ingeniármelas para poder animar las historias que quiero contar de forma sencilla, pero que impacte. Leo & Nora fue una gran ventaja para mí por el hecho de que Nora, la muñeca de barro, es un objeto inanimado y por lo tanto solo puede moverse si le lleva Leo en una carreta o en moto… Gracias a eso las dos marionetas tenían un punto de apoyo más amplio y podía hacer que se desplazasen. Conseguir un movimiento natural en el andar de una marioneta es muy complicado, y ya no digamos correr.

- En tu corto Leo es un chico solitario, romántico, soñador…, ¿te identificas con el protagonista?

En Leo & Nora hice la mayor labor de introspección que he hecho nunca en un cortometraje. De ahí que Leo tenga esas características, porque Leo soy yo. En el cortometraje la pasión de Leo son los minerales, y en mi caso mi pasión está clara: el cine.

- En lo referente al proceso de elaboración, ¿con qué materiales realizaste los personajes y escenarios? 

Para las marionetas de Leo & Nora no utilicé un esqueleto de alambre como venía haciendo hasta ahora, de ahí que sean más pequeñas y menos robustas, por lo que están hechas completamente de plastilina. Para los decorados usé madera, piedras, arena, musgo y brócoli para los árboles (lamentablemente estos se secaban a los 3 días y tenía que sustituirlos constantemente).

- ¿Cuánto tiempo te llevó solo la preparación de los protagonistas y de los escenarios? Y en total, ¿cuánto tiempo has empleado para la realización del cortometraje? 

Es difícil calcularlo. Compaginaba la elaboración de escenarios y marionetas con la grabación de escenas. Hubo también varios meses de vacío, por lo que calculo que más de 3 meses de trabajo. Cada marioneta conlleva toda una tarde de trabajo, y la animación, 10 o 15 segundos cada día, depende la complejidad de la escena.

- ¿En qué lugar has realizado la grabación de Leo & Nora y con qué medios?

En mis anteriores cortometrajes mi lugar de trabajo había estado limitado a mi pequeño escritorio. Para Leo & Nora tuve la suerte de contar con la habitación de mi hermana (que se había ido de Erasmus) y hacerme un pequeño estudio de trabajo. Los escenarios los montaba sobre una vieja puerta montada sobre dos soportes a modo de mesa, la captación de imagen con mi cámara réflex, para iluminar una lámpara halógena regulable de salón, madera, fondos impresos en cartón pluma y mucha plastilina.

- La música de este proyecto, la conocida canción ‘La vie en rose’, es muy importante, tanto que sustituye a los diálogos. ¿Eres de los que piensa que la música llega más lejos que las palabras?

Sí que lo pienso, por eso he hecho hasta ahora así todos mis cortometrajes de animación. Tengo que comerme más el coco para hacer que los personajes transmitan, ya que sus movimientos faciales están muy limitados, y cuentan con expresiones muy básicas. La música sirve de apoyo, junto con la composición de imágenes, para hacer sentir tanto a marionetas como a espectadores.

- ¿Tienes pensado realizar alguna historia de animación con diálogos? ¿Y algún corto que no sea de animación?

Ya estoy trabajando en mi quinto trabajo de stop motion. He dado un paso más allá y he decidido hacerlo con diálogos para poder contar una historia más compleja. Ahora mismo estoy trabajando en el guión, y una amiga me está ayudando con los diálogos (confesaré que ese es mi punto débil). Recientemente he conseguido hacer que una marioneta cante en el videoclip  “Perro Lámpara” de Las Tocayas. Utilizaré esa misma técnica en el nuevo corto, con marionetas más ligeras con cuerpos hechos de espuma y tela, escenarios más elaborados y música original. De momento lo tengo todo en la cabeza, no sé a ciencia cierta si será realizable, pero voy a poner todo mi empeño en sacarlo adelante.

- El pasado mes de octubre participaste en el maratón de cine ValetudoDVD – Ven y Estrénate en Seminci. ¿Qué te pareció este evento?

Fue una estupenda oportunidad para ver los trabajos de otros cortometrajistas y poder disfrutarlos y comentarlos con los amigos. Como la edición pasada, el ambiente es muy bueno y sientes estar en una gran fiesta, casi como el guateque de Peter Sellers, pero sin espuma ni elefante.

- Un consejo para los jóvenes que, como tú, comienzan su aventura en el séptimo arte.

Para que valga la pena el esfuerzo, hay que ponerle dedicación y pasión. Si lo haces así, la recompensa al ver tu trabajo terminado siempre es mayor.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.