Un nuevo ‘dogma’ para cambiar el cine

LittlesecretfilmPelículas como Piccolo Grande Amore, del crítico cinematográfico Jordi Costa, son las que forman parte de la primera remesa de títulos ligados a #Littlesecretfilm. Este nuevo proyecto nace de bases revolucionarias y propone un nuevo ‘’, diferente al que en 1995 impulsaron Lars von Trier o Thomas Vinterberg, pero con el que comparte la intención de saltarse las restricciones del más convencional y apostar por la libertad.

En su manifiesto se recogen las reglas que los cineastas deberán respetar para formar parte de esta comunidad. Normas muy precisas que limitan el tiempo a la hora de rodar la cinta (un día es suficiente) o el número de personas que han de componer el equipo técnico y artístico, y que no puede sobrepasar los 10 miembros. Son exigencias que conducen a crear, tal y como dicen sus promotores en la web del proyecto, obras que son fruto del amor al cine y a Internet. La Red, de hecho, es fundamental para entender #. El Dogma 95 de los daneses planteaba un nuevo paradigma cinematográfico dentro del cine. En este caso, la propuesta no podría entenderse sin el papel de las nuevas tecnologías y las redes sociales. Las películas están disponibles de manera gratuita en la web del proyecto y canales como Twitter son prácticamente la única fuente de promoción que utilizan los cineastas para difundir las obras.

Entre los atractivos de una idea como esta se encuentra su mismo punto de partida, el hecho de hacer cine de una forma casi incondicional, desde un impulso artístico o creativo y sin que la rentabilidad económica intervenga en ningún momento. Cine porque sí. La libertad que se gana al no depender de imposiciones económicas puede ser, además, uno de los factores que expliquen la diversidad temática que puede encontrarse en la quincena de largometrajes que han inaugurado #Littlesecretfilm. En ellos cabe desde la aproximación a la ciencia ficción de Nova (Bruno Teixidor y Ezequiel Romero) hasta la plasmación en cine del formato de Acordes Urbanos que supone The 16th Folk Room, de Víctor Alonso. En cualquier caso, películas que nos recuerdan, otra vez, que la última palabra sobre el cine aún está por escribir.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.