Quiniela de deseos para los Óscars 2015

En apenas una semana conoceremos a los ganadores de los Óscars de este año, pero antes de eso repasamos a los candidatos principales y completamos una quiniela más guiada por nuestros deseos que por las expectativas reales.
Dos grandes favoritas se disputarán previsiblemente el título de ‘gran triunfadora de la noche’. La laberíntica o la epopeya temporal Boyhood tendrán la satisfacción de llevarse el premio a la mejor película, aunque nosotros nos decantamos El Gran Hotel Budapest, otra obra de orfebrería de Wes Anderson que esta vez nos lleva a un encantador país ficticio en el período de entreguerras, justo cuando la amenaza nazi comienza a hacerse realidad.

Para el mejor director, por aquello de no repetir y dárselo también al director de Moonrise Kingdom, nos decantamos por Richard Linklater (Boyhood). El cineasta ha tenido la osadía de rodar durante más de una década una en la que el tiempo es la gran protagonista. Una película sobre la infancia y la madurez, sobre la vida entendida sobre una sucesión más o menos caótica de instantes que configuran sin detectarlas una personalidad repleta de cicatrices.

En los actores protagonistas lo tenemos difícil. La categoría masculina parece reservada para Michael Keaton (Birdman) o, si nos agarramos a la sorpresa, para un Eddie Redmayne que ha mutado en Stephen Hawking en La teoría del todo y que tiene a su favor la predisposición de la Academia de premiar papeles que entrañan un importante cambio físico. Nosotros nos agarramos a esto último para apostar por Steve Carell, casi irreconocible en Foxcatcher y muy alejado de sus habituales registros cómicos.

En cuanto a las actrices, está claro. Julianne Moore ganará el Óscar por Still Alice y, además, queremos que ocurra así para reconocer todo el talento de la intérprete. Marion Cotillard se lo había puesto difícil por Dos días, una noche, pero la francesa ya tiene su estatuilla.

Los mejores secundarios deberían ser Patricia Arquette por su papel de madre en Boyhood, y J.K. Simmons, el implacable profesor del protagonista de la muy estimulante .

La mejor cinta extranjera será una de las más disputadas de la velada. Ida, la cinta polaca de Pawel Pawlikowski, o Leviatán, del ruso Andréi Zviáguintsev, acumulan premios en la temporada pre-Óscar. Sin embargo, pocas películas nos han gustado tanto este año como Relatos salvajes, coproducción hispano-argentina en la que Damián Szifron teje unos relatos con una violencia igual de soterrada y explosiva y que sabe conectar con los más primarios instintos del espectador.

Por supuesto, también estaremos atentos a las categorías de cortometrajes. La próxima semana, cuando sepamos quiénes son los ganadores, revisaremos la quiniela y veremos que no hemos acertado ni una categoría. Veremos.

Comparte y disfruta:
  • Facebook
  • Twitter
  • email

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 
 




 

 

Mira lo que hacemos

Últimos comentarios

  • Jorge: Solo queríamos deciros que hemos estrenado una nueva web, www.azotecrew.com. Donde podréis ver todos nuestros...
  • Adela Lopez: Es estupendo, la interpretacion fenomenal.
  • César: Como bien dice la directora: Estamos acostumbrados a que si no pensamos como la mayoría estamos equivocados,...
  • Marc.O: He visto el cortometraje y no he sido capaz de llegar a ninguna conclusión. Da la sensación de que se ha...
  • LUCAS: ENHORABUENA VICTOR, LA HISTORIA MUSICAL ES INCREIBLE.